PILATES

CONCENTRACIÓN, CONTROL, PRECISIÓN, FLUIDEZ Y RESPIRACIÓN

La filosofía original del método Pilates gira entorno tres grandes aspectos:

  • Cuerpo saludable en su conjunto.
  • Compromiso con uno mismo para llegar al bienestar y mantener la salud.
  • La respiración.

A lo largo de los años este sistema de ejercicios desarrolla de forma más exhaustiva estos aspectos,  describiendo los seis grandes principios del método:

  • Centro de energía: el centro de gravedad de nuestro cuerpo nos permite mantener el equilibrio. Se trata de la faja abdominal, y específicamente la mitad inferior, infraumbilical, incluyendo los laterales y la pared abdominal posterior. Es importante conseguir un buen fortalecimiento de esta región.
  • Concentración: El Pilates requiere una gran atención y concentración en la realización de los ejercicios
  • Control: los movimientos deben ser realizados de forma lenta y controlada
  • Precisión: la calidad de movimiento prima por encima de la cantidad
  • Respiración: este método incide mucho en este aspecto. De hecho define la exhalación completa como un mecanismo de limpieza de los tejidos y de las impurezas.
  • Fluidez- disociación: es importante una buena estabilización del centro de gravedad para que las extremidades puedan realizar los movimientos de forma fluida.

Los beneficios de este método son perfectamente perceptibles cuando se realizan correctamente y con asiduidad: fortalecimiento, flexibilidad, coordinación, postura correcta, rejuvenecimiento mental y espiritual, autoconciencia y autoconfianza.

//fisioterapiaqueitano.com/wp-content/uploads/2017/02/Pilatesss.png